Sinopsis del Libro

La historia que se cuenta en el libro sucede en los años 40, en un tranquilo pueblo del sur de Estados Unidos. Allí, en el transcurso de una noche de verano se conocen dos jóvenes, Noah y Allie. Noah es un chico humilde, que trabaja en el aserradero del pueblo, por 40 céntimos la hora. Allie, en cambio, es una chica de familia acomodada de Charleston, que está pasando las vacaciones de verano en el pueblo. Pese a las diferencias de clase, se enamoran. Es el primer amor para ambos, que se verá truncado debido a la llegada del fin del verano y a la intervención de los padres de Allie.

Noah escribe durante un año una carta cada día a Allie, 365 cartas en total… que nunca llegan a su destinataria, pues la madre de la chica las intercepta. Pasan siete años. Noah ha estado en la Segunda Guerra Mundial, y ha cambiado, pero sigue pensando en Allie. Allie, por su parte, está a punto de casarse con un herido de guerra que conoció en el hospital en el que trabajaba como enfermera voluntaria, pero ve la foto de Noah en el periódico, delante de la casa que ha reformado, como si de una obsesión se tratara, pensando en ella.

Allie vuelve a Noah.

Esta es la historia de amor en sí, pero no es la más bonita, la que llega, la que hace llorar. De hecho, son dos historias dentro de una, o, si se prefiere, una misma historia en dos momentos vitales distintos, con los mismos personajes. De jóvenes y de mayores. Es Noah quien, abuelo ya, lee su propia historia a Allie, con demencia senil, ambos ingresados en una residencia. Leyendo la historia que en su momento escribió Allie, hay días en los que ella recupera por unos pocos momentos la memoria… sabe quién es, quién es Noah, y viven aún unos pocos minutos del amor que les ha acompañado a lo largo de toda una vida. Pasan por la cabeza muchas preguntas: ¿vale la pena vivir cuando no sabes quién eres y no reconoces a los tuyos?, ¿qué somos, si no recordamos?.

—————————-
Conclusión
—————————-

La historia en si no brilla precisamente por su originalidad, es la misma historia romántica de siempre, reescrita y vuelta a contar una y otra vez. Pero a pesar de todo esto, es preciosa. El libro, recomiendo que lo lean, y la película que la vean. La fotografía es preciosa, el pueblo sureño está realmente bien encontrado, hay imágenes muy visuales que son preciosas, la música es la que, sencillamente, debe de estar. Y los actores están perfectos en sus papeles, resultando completamente creíbles en todo momento, tanto cuando sufren, cuando son felices, de jóvenes, y también de mayores.El_diario_de_Noa


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: